El objetivo de toda persona cuando se compra un coche, ya sea uno nuevo o un coche de segunda mano, es cuidarlo adecuadamente para que siempre funcione de forma correcta. Y por eso hoy en Automóviles Zambudio queremos darte los mejores consejos para mantenimiento del coche.

Siguiendo las sencillas recomendaciones que te contamos a continuación, disfrutarás de tu vehículo durante más tiempo, y sabrás que estará siempre a punto para realizar cualquier trayecto por carretera y con total seguridad; porque sabemos que enfrentarse a una avería de coche es un momento de gran estrés y, en muchas ocasiones, conlleva grandes costes. Así que aquí van nuestros consejos para evitarte situaciones desagradables y que conduzcas tu coche con toda tranquilidad.

Verificar el nivel de combustible

Verificar el nivel de combustible parece una cuestión obvia, sin embargo habitualmente vamos con prisas y solemos apurar al máximo la reserva de gasolina/diésel del coche. Esto es un gran error, pues supone exponerse a que el motor se quede sin combustible y se produzca una avería difícil y costosa de reparar.

A ello le sumamos la incomodidad de quedarte tirado con el coche, pues tu día no saldrá como lo habías previsto y necesitarás invertir tiempo en solucionar este agravio.

¿Estás buscando un coche de ocasión? Entra y descubre todos los modelos que tenemos disponibles de las mejores marcas

Revisión periódica de la presión y de los neumáticos

Otro aspecto realmente importante es realizar una revisión periódica de la presión y de los neumáticos.

Normalmente solemos utilizar el vehículo para movernos día tras día al trabajo, a llevar a los niños al colegio, para ir al supermercado, para las escapadas de fin de semana, etc. Y a veces dejamos pasar más tiempo del que deberíamos en comprobar la presión y el estado de las ruedas. Y esto debe hacerse para que  de verdad disfrutemos de seguridad y los neumáticos agarren como deben al asfalto.

Examinar el alumbrado del coche

Para conducir de forma segura, sobre todo en las primeras y en las últimas horas del día, es necesario, de vez en cuando, examinar el alumbrado del coche.

Todo influye a la hora de realizar un trayecto con mayor o menor precaución, y las luces del coche son un punto esencial. Sobre todo, no te olvides de revisarlas al menos cada dos semanas si sueles utilizar el coche a plena luz del día; pues en este caso, al no requerir que el alumbrado del coche esté encendido en tus trayectos, es más difícil que te des cuenta de cuándo se funde una bombilla o hay algún error.

Revisión del coche en el taller mecánico

Sin duda esto es decisivo para un buen mantenimiento, es importante no saltarse ninguna revisión del coche en el taller mecánico.

Los mecánicos revisarán cada aspecto del coche con mayor profundidad y precisión, como el estado de los neumáticos y su equilibrado, los niveles de anticongelante y aceite, el sistema de frenos, cualquier ruido extraño del motor, etc. Por eso, tanto si aprecias algún ruido que antes no habías percibido con el coche en marcha, como si no has notado nada, no olvides llevar tu coche al taller para que comprueben su correcto funcionamiento.

Además, hay algunos aspectos más que son importantes para el mantenimiento del coche, como estar pendiente de cuándo debes pasar la ITV, limpiarlo por fuera y por dentro regularmente para eliminar bacterias y que los materiales no se deterioren, etc. Cada detalle cuenta para que tu vehículo se mantenga en perfectas condiciones y puedas hacer un uso seguro de él durante el máximo tiempo posible.

Abrir chat